Pensamiento musical, inspiración y crecimiento

Compartir en Facebook

Consejos para el sonido del clarinete

Mejore el sonido de su sección de clarinetes con estos útiles consejos.

Por: Phillip O. Paglialonga 

Este artículo fue publicado originalmente en Inglés en Junio de 2006 con el título "Sound Advice". Esta versión en español es realizada porLuis Carlos Moreno Cardona para Aulamusical.com con la autorización expresa del autor.

La calidad de sonido es uno de los aspectos más importantes en la ejecución musical de todo clarinetista. No importa que tan buena sea su técnica o afinación si aún la calidad del sonido es deficiente. Un sonido bien logrado no solamente ayuda a los estudiantes a destacarse ante sus compañeros sino que además mejorará su afinación y su proyección.

Obviamente son muchos los factores que juegan un papel importante al momento de crear un buen sonido en el clarinete, pero el aspecto que no se puede dejar de lado es el de la “velocidad del aire”. En términos generales, el mejor sonido del clarinete se logra con una columna de aire firme y enfocada. Sin embargo, es importante destacar que es la velocidad y firmeza del aire el hecho importante más que la cantidad de aire utilizada.

Cuando se habla sobre incrementar la velocidad del aire es importante darse cuenta que efectivamente se incluyen dos aspectos distintos: la cantidad de aire que se envía y la posición de la lengua dentro de la boca.

Mejorar el aire

Como lo sabe casi todo director de banda, una buena inhalación de aire es esencial para lograr un buen sonido. Al llenar completamente los pulmones con el aire en la inhalación uno es capaz de maximizar la cantidad de aire disponible para enviar a través del clarinete en la exhalación.

El aspecto más importante de la conducción adecuada del aire es una buena postura. La evidencia más clara de una buena postura resulta cuando ubicamos la columna estirada hasta la máxima altura de nuestro cuerpo, como una marioneta que está siendo sostenida hacia arriba por una cuerda. Al sentarse en una silla se debe observar que la columna conserve la misma posición que cuando se está de pie. Seguidamente solo faltará traerse el instrumento a la boca ya que siempre es el clarinete el que debe ser traído hacia nuestro cuerpo y no el cuerpo yendo hacia el instrumento.

Además de usar una buena postura es también necesario aplicar la respiración que sucede en la parte inferior de los pulmones con estímulo del diafragma, este modo aporta mejores resultados que la tan usada respiración de pecho. Para aprender a respirar correctamente la mejor manera es acostarse de espalda al piso, colocando una mano sobre el estómago justo donde termina la caja torácica y la otra mano en la parte alta del pecho. Respirar despacio con el propósito de sentir el movimiento del estómago levantando la mano mientras la otra mano se mantiene tranquila sobre el pecho. Luego, estando aún en el piso, se puede tocar una escala lenta en el clarinete procurando que la respiración siga sucediendo en la parte inferior de los pulmones. Después de comprender el procedimiento en esta posición y volver a sentarse normalmente, se debe poner toda la intención en continuar respirando al momento de tocar.

Otro ejercicio útil para aprender a tomar una respiración buena y amplia es exhalar completamente todo el aire que se tenga de reserva. Después de hacer esto retener la respiración por unos segundos y luego exhalar completamente hasta vaciar todo el aire que queda y seguidamente contener también la respiración por unos segundos. En ese momento el cuerpo estará exigiendo que se inicie una nueva respiración. Cuando se permita inhalar, notará la precipitación de aire que inicialmente irá hacia el fondo de los pulmones. Esta es la sensación de una correcta y saludable respiración.

Posición de la lengua

Cuando se toca el clarinete la lengua debe permanecer en una posición muy relajada. En el clarinete no es necesario “articular” cada nota, porque esto sólo deteriora la calidad del color y de la afinación. En lugar de esto el aire debería viajar hacia la caña como una corriente constante y enfocada sin que intervenga el movimiento de la lengua. (La única excepción a esto es cuando se toca articulando notas en donde la punta de la lengua interrumpe suavemente la vibración de la caña.)

Para encontrar la correcta posición de la lengua, diga ‘shh’ como si estuviese diciéndole a alguien que guarde silencio. El sonido debe sonar parecido a una gran cascada en los dos aspectos de calidad y consistencia. Al tocar el clarinete uno debería sentirse como si estuviese diciendo simplemente "Shh" y cambiando la posición de los dedos.

Hay una forma simple de comprobar que si se está tocando con la posición correcta de lengua. Toque el Do-central (primer do del clarinete) y luego sin cambiar nada agregue la llave de registro (portavoz) y luego al lado la llave del Ab. Si usted está tocando con la lengua en la posición correcta sonaran tres notas diferentes sin que intervenga ningún cambio de la lengua o de la embocadura (Do, Sol y Mi). Muchas veces he tenido que hacer que el estudiante toque el C-central mientras yo mismo le agrego la llave del cambio de registro (portavoz) y luego al lado la llave de Ab , esto con el fin de asegurarme que no haya lugar a ningún cambio de la lengua o de la embocadura.

Al trabajar con los aspectos básicos de la columna de aire y de la posición de la lengua, los estudiantes descubrirán que muchos aspectos se volverán más fáciles en la interpretación del clarinete y además lo más importante que el sonido que producirán será mejor en color, afinación y proyección.