🥇 Curso Completo de Finale 🌟 GRATIS ⭐


Para tus partituras, ¡Empieza a usar FINALE sin Frustraciones en este curso con ejemplos en videos que te llevan a manejarlo con destreza. Sí, es gratis, más de tres horas de información que te sirven para usar un software con pentagramas para dar y recibir tus clases de música en línea para ingresar música ágilmente y para diagramar (maquetar) tus partituras

INSCRÍBETE AHORA


unsplash.com

Por Laura Tamayo Goyeneche

Oír pódcasts es como ver series pero mirando para otro lado. Con los ojos libres para poder usarlos mientras se aprende sobre un tema o se viaja a otro país con la imaginación. Así define Félix Riaño, autor del libro Todo sobre podcast: no es más radio, es mejor (2019), este formato: “es la opción perfecta para el que le gustan las historias pero no puede sentarse a ver Netflix porque tiene que lavar los platos”, señala.

Es diferente a escuchar radio, principalmente, porque no se consume en vivo, sino que se considera “audio bajo demanda”. Es decir, el usuario es el que decide cuándo quiere escuchar, en dónde y si se le antoja puede repetir un fragmento las veces que quiera. Eso explica Maru Lombardo, productora del pódcast “El hombre equivocado”: “además de que rompen la temporalidad, estos audios activan la imaginación con recursos sonoros que heredó de la radio. En un tiempo en el que consumimos imágenes en el celular a un ritmo acelerado, vale la pena apagar la pantalla y estimular otro sentido sin hacer más que escuchar”.

Los seguidores de este formato no están tanto ahí por el anfitrión de un programa, sino por las temáticas. Y en el mundo digital las posibilidades son infinitas.

Sonidos que inspiran

Aunque tradicionalmente se ha vendido al pódcast como una compañía para los tiempos muertos, y muchos lo escuchaban caminando al gimnasio, en el transporte público o en el trancón de la tarde, este formato ha abierto su propio espacio durante el confinamiento.

La periodista Claudia Morales, creadora de la librería Árbol de Libros en Armenia, solía escuchar los pódcasts de Radio Ambulante y DianaUribe.fm en, algunos de los más populares en Colombia, mientras hacía deporte. La idea de crear uno la había visitado dos o tres veces, pero fue gracias a la cuarentena que el proyecto se hizo realidad: se llama Árbol de Libros, el pódcast, y ya se puede escuchar en plataformas como Spotify, Deezer, iTunes, Google Podcast y Spreaker.

“La primera semana de cierre de la librería me dio mucha tristeza porque ese se había convertido en un punto de encuentro para la cultura, el arte y para compartir sabiduría. Junto a Diego Aristizábal, Mauricio Arroyave y Diego Betancourt decidimos llevar ese espacio a lo digital y darle un giro a la situación”, cuenta la periodista. Todos los días a las 6:00 p.m. suben un capítulo nuevo. Invitan expertos al programa y hablan de arte, de cómo funcionan las editoriales independientes, de danza, se preguntan cómo sería el mundo sin música, mejor dicho, de cultura. Mientras dure la cuarentena, subirán un capítulo diario y después será uno semanal.

¿Por dónde empezar?

Esta es la oportunidad para explorar nuevas formas de escuchar, si lo hacía cuando salía de casa, o para engancharse con un formato. Maru Lombardo, que también es cofundadora de la productora Loro Podcast, da ideas: puede reunirse con su familia en la noche y discutir después de escuchar un capítulo o puede reproducir el audio en un parlante, y hacer alguna actividad lejos de la pantalla.

Si es nuevo en ese mundo, elija primero la plataforma. Cada sistema operativo de celulares tiene una opción: Apple podcast para iOS y Google Podcast para Android. También está Spotify, que permite escuchar los programas gratis. Claro, hay más plataformas como Deezer, SoundCloud, Spreaker y iVoox

Para escoger un show están las recomendaciones los podcasters, Riaño y Lombardo, la lista de los más escuchados en Colombia y el mundo, según la herramienta de analítica Chartable, y las sugerencias que nos dieron algunos lectores de EL COLOMBIANO por redes sociales.

Recuerde lo que dijo hace unos días Diana Uribe en sus redes sociales: “El encierro es del cuerpo, no de la mente”. Y usted, ¿qué espera para viajar por medio del sonido?

 

Este artículo fue publicado originalmente en elColombiano.com