(C)2020 Fukushima 50 film production committee

Universal Music ha lanzado un álbum de la banda sonora del drama japonés Fukushima 50. El álbum presenta la música original de la película compuesta por Taro Iwashiro e interpretada por Tokyo Philharmonic Orchestra & The Choristers of the Temple Church. Fukushima 50 está dirigida por Wakamatsu Setsuro y protagonizada por Koichi Sato y Ken Watanabe. La película cuenta la verdadera historia de la vida de los trabajadores de la central eléctrica de Fukushima Daiichi, quienes, durante cinco días desesperados, se vieron atrapados en un desastre nuclear que podría haber causado la evacuación de Tokio.

Taro Iwashiro, el compositor de música y director de la película, es un famoso compositor que participa en campos de la televisión, películas, animes, juegos y dramas escénicos. Fue galardonado con el Premio de la Academia Japonesa por sus destacados logros musicales, con "Blood and Bones", "The Samurai I Loved", "Spring Snow" y "Ask This of Rikyu". 

La película, Fukushima 50, se produjo durante 5 años.. Es una dramatización sobre los trabajadores que se quedaron para evitar que la fusión de tres reactores en la planta de Fukushima en Japón se convierta en un desastre nuclear aún mayor. Fue lanzado a principios de marzo de 2020 en Japón y sin duda habría tenido mucho éxito si no hubiera sido por los confinamientos de esta temporada de 2020.

Fukushima 50 es una partitura impresionante que se centra totalmente en el heroísmo y la bondad, musical y dramáticamente.

El álbum se abre con lo que se denomina "suite sinfónica" que consiste en cuatro piezas distintas. James Southall dice: "No estoy seguro de si son sólo pistas de cine reutilizadas o no, pero en cualquier caso es algo muy conmovedor".  Las cuerdas de la Filarmónica de Tokio están unidas por un coro completo y solistas de violín y cello que crean un ambiente maravilloso.

En "A Gift" el coro canta "aleluya" (¡no es una partitura sutil!) y hay unos encantadores solos de viento; luego en "Operación Tomodachi" el tema principal se escucha de nuevo, esta vez para piano. El brillante tema secundario de la partitura - con un gran solo de violín - se presenta luego en "Home Country Forever More". Es muy emocionante.

El resto del álbum se basa en el material de la suite de apertura. Es menos intenso en lo emocional quizás, a veces menos lírico, pero todavía se escuchan esos mismos temas repetidos bastante a menudo. 

Es una gran música -emocional, dramática- en última instancia, bastante a la antigua (nunca se escucharía algo así en una película de Hollywood y probablemente no en lo últimos veinticinco años) - y es realmente muy hermosa. Es un poco repetitiva tal vez en toda su duración, pero incluso si sólo escuchas la primera suite, aún así es más que suficiente para seguir atrapados y escuchar toda la banda sonora.