Gildardo

Gildardo
Gildardo: El Canto de la Memoria

Gildardo A finales de los a√Īos 40 Un joven con apenas 14 a√Īos empez√≥ a viajar lejos de casa para buscar opciones laborales e iniciar su vida de adulto con la miner√≠a.En este episodio hablaremos con Gildardo, quien ha estado m√°s de mil metros bajo tierra, comprendiendo y aceptando el azar de las vetas de mina; actividad que aprendi√≥ de su padre.

Escuchar a Gloria en Google Podcasts
Escuchar a Gloria en Spotify


Su nombre es Gildardo de Jes√ļs Montoya Hincapi√©. Tiene 88 a√Īos de edad. El pap√° de Gildardo tambi√©n naci√≥ en G√≥mez Plata y se cas√≥ con una mujer nacida en el municipio vecino, ‚ÄúCarolina del Pr√≠ncipe‚ÄĚ

Gildardo
‚ÄúMi pap√° toda la vida fue minero. Yo, a los 7 a√Īos en vacaciones, le ayudaba y me iba con √©l para la Mina‚ÄĚ.

Conoció personas que trabajaron la técnica de aluvión a orillas del Río Porce.

Gildardo
‚ÄúSacaban mucho oro, por eso lo llaman el r√≠o de oro, porque ese R√≠o Porce le sacan oro y al a√Īo vuelven y le sacan y le siguen sacando, porque las vetas de las monta√Īas surten y cuando hay diluvios vuelve y baja oro.

La pr√°ctica minera de la familia de Gildardo fue siempre en excavaciones o t√ļneles, buscando betas. √Čl nos cuenta, que un t√≠o suyo era experto en encontrar lugares e indicar d√≥nde excavar minas en las monta√Īas al rededor del pueblo.

Gómez Plata ha sido un pueblo con mucha bonanza aurífera, Gildarno nos menciona varias minas como: la mina zancudo, mina brava, mal abrigo, Santa María, las minas de San Rafael y otras, que existían mucho antes de que él naciera.

Gildardo
"Aqu√≠ la miner√≠a era muy buena, en esa √©poca hab√≠a 32 minas trabajando, produciendo en toda la regi√≥n y todas las minas eran de Marcelo Mar√≠n‚ÄĚ.

Cuando Gildardo era un ni√Īo, Marcelo Mar√≠n ya no exist√≠a, pero su padre le contaba historias sobre este importante personaje del pasado minero del pueblo.

Gildardo
Era toda una leyenda de las minas en G√≥mez plata y mi pap√° contaba que √©l si lo conoci√≥. ‚Äúporque era casado con una t√≠a de mi pap√° que llamaba Juana Montoya.‚ÄĚ ‚ÄúEse se√Īor ten√≠a una casa en San Rafael. No era solo una casa, sino que era una capilla. Y all√≠, √©l ten√≠a fundici√≥n de oro all√≠ en San Rafael y le pon√≠a MM y sacaba lingotes de 25 kilos. √Čl atesoraba el oro ah√≠ en la casa.

En los a√Īos 30 la mina de San Rafael lleg√≥ a tener hasta 400 trabajadores cuando fue administrada por el pap√° de Gildardo. Esta mina tambi√©n fue propiedad de Marcelo Mar√≠n.

Gildardo
‚ÄúRecog√≠a el oro de todas las minas. Porque cuando eso se trabajaba en parejas y √©l era el patr√≥n que daba todo para que usted trabajara y con lo que se produc√≠a se pagaba lo que se hab√≠a gastado. Compraba herramientas, ropas para las familias, por eso lo llamaban ‚Äúel patr√≥n‚ÄĚ. y la mina es un juego de azar, vos invert√≠s en una mina; si pod√©s libr√°s y si no, se qued√≥ enterrado. ‚ÄúCuando ha y buena bonanza y la mina est√° bien en las fiestas de la virgen del Carmen, uno da una donaci√≥n‚ÄĚ. ‚ÄúLa virgen del Carmen es la patrona del minero, de los choferes y es la patrona de G√≥mez plata‚ÄĚ. Pero se viv√≠a mal, muy mal. Porque yo me acuerdo que aguant√°bamos muchas necesidades y muchas hambres. Una se√Īora en el sector de la plazuela que se llamaba Donata palacios. Ten√≠a un granero muy grande de v√≠veres y ella le fiaba a mi pap√° hasta 4 a√Īos de mercado. Porque la miner√≠a era muy dif√≠cil, pero cuando sacaba oro le pagaba todo‚ÄĚ.

También hubo momentos de bonanza. Recuerda cuando los buenos resultados del oro eran suficientes para que toda la familia viajara a la ciudad de Medellín a comprar suministros para la casa y telas importadas para hacer los vestidos para la familia.

El pap√° de Gildardo muri√≥ aproximadamente en los a√Īos 40 a una edad de 97 a√Īos. A los 14 a√Īos, Gildardo dej√≥ G√≥mez Plata, se fue a Segovia, un municipio muy minero de Antioquia. All√≠ se qued√≥ con unos t√≠os, tambi√©n de la familia Montoya.

Gildardo
‚ÄúDe 14 a√Īos yo me fui porque en el a√Īo 42 o 44 las minas de G√≥mez plata toda quedaron cerradas. Porque val√≠a m√°s la plata que el oro, un castellano val√≠a 2,50 pesos.

Permaneció en Segovia durante 17 meses y luego se fue a Cali a trabajar en las minas de carbón.

Gildardo
‚ÄúPorque ac√° el trabajo era muy dif√≠cil en esa √©poca y en las minas de carb√≥n en Cali se ganaba buena plata.‚ÄĚ

En Cali le fue muy bien, tanto que all√≠ se enamor√≥ y se cas√≥ con una cale√Īa y juntos han concebido 13 hijos. De all√≠ se fueron 13 a√Īos hacia Ubat√© en Cundinamarca.

Regresó a finales de los 80 a Gómez Plata con toda su familia. Este regreso a Gómez Plata fue motivado por invitación de Rodrigo Mira a quien conoció en Cali y con el que formó una sociedad comercial. Gildardo se convirtió en socio administrador de la Mina Santamaría. La mina tiene una profundidad de casi 1000 metros, con varias derivaciones o ramificaciones internas. Hablamos con Gildardo sobre procedimientos de la exploración de una mina. Después de extraer el oro libre, las arenas quedan con oro. Estas arenas deben ser molidas. Para moler esta arena se utilizaban molinos.

Gildardo
Eran unas ruedas grandes, movidas por agua, y pisaban

Y luego a las arenas molidas se les aplica cianuro. En esa época se hacían grandes tanques.

Gildardo
Como piscinas, eran unos tanques a los que se les echaba hasta 50 toneladas de arena… como quedaban con oro … Eso se llama cianurar por percolación. Son unos filtros especiales que los hacían con tablas, con madera y trapos para tapar y que la arena no pasara.

El cianuro es un producto regulado y solo se vende a personas con un permiso especial de miner√≠a. El proceso de cianuraci√≥n dura aproximadamente un mes. Se introducen peque√Īas cajas con virutas de zinc y el zinc, que es blanco, se vuelve negro al recoger el oro. Gildardo aprendi√≥ este proceso de su padre. A finales de los a√Īos ochenta, incluso con el asesoramiento de un ingeniero, se produjo una manipulaci√≥n imprudente de las arenas cian√ļricas que se neutralizaban solamente con hipoclorito, que no es amigable con la naturaleza. Estas arena vertidas en la quebrada en aquella √©poca provoc√≥ la muerte de los peque√Īos peces que sol√≠an verse all√≠. El ingeniero de la √©poca tuvo que dar las explicaciones necesarias por el esc√°ndalo social que sucedi√≥ y obviamente el procedimiento se corrigi√≥. Ahora podemos volver a ver algunos peces, porque se mejor√≥ el uso de las arenas y la neutralizaci√≥n de la cianuraci√≥n Desde que Gildardo era un ni√Īo, recuerda que luego del tratamiento del cianuro, las arenas deben ser neutralizadas correctamente con per√≥xido de hidr√≥geno.

Gildardo
Tiene la propiedad de que es biodegradable, entonces le echas per√≥xido a las arenas y ya eso es biodegradable. All√≠ se puede sembrar y vuelve la flora. Nace. Esa mina dio tanto oro, cuando la administr√© yo, que me la entreg√≥ Rodrigo mira, que en veinte a√Īos, ah√≠ tengo los papeles, esa mina no pidi√≥ un peso, dio oro y todo el mundo recib√≠a oro y se mol√≠an arenas, las ricas. Lleg√≥ el d√≠a en que la mina dej√≥ de producir. Las minas fallan.

Gildardo mantiene la documentación de todos los procesos administrativos de la mina de la temporada en que él la administró, los costos, los estudios y las ventas de arenas cuando no era posible hacerles la cianuración. Además, soportes de las formas como distribuyó las ganancias con los socios.

Gildardo
‚ÄúYo ladr√≥n nunca he sido. Mi pap√° fue muy correcto y yo quiero ser muy correcto como mi pap√° me ense√Ī√≥‚ÄĚ. Yo no le hago mal a nadie. ‚ÄúYo tengo mi conciencia tranquila, y m√°s bien soy servicial. M√°s bien hago el bien que el mal.

Hubo un momento, en que la mina entró en esa temporada donde se necesitaba inyectar dinero para continuar con la exploración, Gildardo le pidió a los socios para que reactivaran la mina.

Gildardo
‚ÄúGildardo no somos mineros, somos ganaderos. Qu√©dese con la mina de Santa Mar√≠a, si le quiere meter la platica suya, pero nosotros ya no queremos esa mina‚ÄĚ.

Esta respuesta lo dejó solo con la mina.

Gildardo
‚Äúy al poquito tiempo a sacar oro otra vez‚ÄĚ pas√≥ un fallo y empezamos otra vez a producir. Nos levantamos. Nos levantamos.

En los días siguientes llegó otro socio ajeno a la familia, con quien hubo unos líos jurídicos dejando a Gildardo fuera de la administración de Santa María. Gildardo considera que lo más importante antes de recibir un nuevo empleado es asegurarle bien a los sistemas de riesgos y seguridad social.

Gildardo
la miner√≠a es un riesgo a toda hora. Porque usted no sabe y lo coge una pe√Īa o lo triture por all√°.

No ha tenido nada que lamentar con sus empleados. Solamente una vez por un accidente le pasó lo siguiente

Gildardo
‚ÄúYo estuve tapado desde las 8 de la ma√Īana hasta las 9 de la noche en una mina‚ÄĚ.

¬ŅEs verdad que el oro o la ambici√≥n envenena el coraz√≥n de las personas?

Gildardo
‚ÄúA Cualquiera. Matan por el oro. Hacen lo que usted quiera. Es delicado, es el enemigo del hombre, si usted no es una persona correcta y sabia, en ese sentido se lo lleva el chiras‚ÄĚ

Las ganancias repentinas, de dinero, son una tentación muy fuerte. Se puede caer en el derroche y el licor.

Gildardo
“Yo tomé mucho aguardiente, pero yo dejé el aguardiente, oís, porque me dio un ABC isquemia cerebral.

Desde hace 14 a√Īos Gildardo cuida su salud y no se toma una copa de licor.

¬ŅEs verdad que el oro se esconde de las personas dependiendo de sus sentimientos?

Gildardo
‚ÄúSeguramente. Eso si es positivo porque el que es envidioso le va mal‚ÄĚ.

Hay detectores de metales que se usan para intentar ubicar minerales valiosos. A veces esto conduce a oro, pero tambi√©n conduce a cualquier tipo de metales. Gildardo no lleg√≥ a usar este tipo de dispositivos. Pero ha sabido de personas que han intentado hacer b√ļsquedas de esta manera. Generalmente, lo que se encuentran son metales sin valor.

A 15 minutos del pueblo, en la vereda el Encanto, hay una monta√Īa que en su cima tiene unas piedras muy grandes y muy curiosas.

Gildardo
‚ÄúDec√≠an que un se√Īor dizque, porque a m√≠ no me consta‚Ķ hay unos escalones que bajan hasta el r√≠o Porce, y hab√≠a un se√Īor que cada jueves o viernes santo sacaba una medida de oro y dicen‚Ķ que abajo se consigue el oro y que hay objetos de oro con formas de animales‚ÄĚ

Tenían que sacar una medida específica. No se podía sacar más de lo permitido.

Gildardo
‚ÄúPorque quien se volviera ‚Äúagalludo‚ÄĚ se quedaba all√°.

Este relato, conocido La piedra del encanto del encanto se lo saben casi todos los habitantes de Gómez Plata.

Gildardo
Ac√° hab√≠a mucha bruja, lo llamaban el pueblo de brujas, lo han dicho en el extranjero‚Ķ porque ac√° las brujas llov√≠an‚ÄĚ... ‚ÄúLlegaban y asustaban y jod√≠an‚ÄĚ, se ve√≠an volar. Uno se sal√≠a, verdad, y ve√≠a como globos de candela shhhhh que bajaban para porce‚Ķ.

Volvamos a hablar de Marcelo Mar√≠n. El patr√≥n. El due√Īo de las m√°s de 32 minas de G√≥mez plata. Quien Recog√≠a el oro de las minas en la capilla de San Rafael. El pap√° de Gildardo le cont√≥ que una vez, Marcelo envi√≥ a toda la familia al casco urbano para los rituales de Semana Santa y se qued√≥ solo en la finca de San Rafael.

Gildardo
y se qued√≥ con un solo trabajador en San Rafa√©l. ‚ÄúEl cogi√≥ todo ese oro que ten√≠a fundido y se lo llev√≥ en cuatro mulas que cargaban de a 10 arrobas cada mula‚Ķ cuarenta arrobas de oro, se llev√≥‚ÄĚ. El trabajador le ayud√≥ a cargar todo ese oro, dizque para llevarlo a mina de calderita, otra mina donde Marcelo ten√≠a mucho que ver. Y se fue con ese oro‚Ķ por ah√≠ un kil√≥metro o dos de haber andado, le dijo al ayudante, ‚Äúmira que se me quedaron las llaves en la casa, ¬Ņpor qu√© no vas y las recoges‚ÄĚ?, ‚Ķ
y me alcanzas…
‚Äú Y se devolvi√≥ el trabajador a recogerlas‚ÄĚ.
Cuando el hombre alcanzó al patrón, iban las mulas vacías…
No le preguntó nada porque la gente respetaba mucho al patrón.

Pero, desde entonces…

Gildardo
El trabajador desapareció… no se volvió a saber nada de él. Marcelo volvió a su vida normal, siguió su vida normal, pero ese fulanito se desapareció..

Se dice que Marcelo Marín enterró todo el oro a lo largo del camino de San Rafael, quebrada arriba, hacia la vereda Caldera

Gildardo
Ese oro est√° enterrado en San Rafael.

Marcelo Mar√≠n quedo ‚Äúespantando‚ÄĚ Gildardo incluso manifiesta haberlo visto en su juventud cuando trabajaba en las minas. Estaba cuidando el molino y vio que un se√Īor vestido de negro pas√≥ por el molino, callado y muy cerca. No le habl√≥ a Gildardo, sigui√≥ de largo.

Actualmente, sigue haciendo parte de una mina en una sociedad familiar con un hermano, y un hijo. Tienen seis empleados.

Gildardo
‚ÄúSe llama el triunfo. Le cambiamos la raz√≥n social, se llamaba aluchadero. Me dijo la ingeniera de Corantioquia, c√°mbiele la raz√≥n social a eso, ‚ÄúAluchadero‚ÄĚ es luchar toda la vida y no sacan nada, ponga el triunfo‚ÄĚ.

El balance económico con los altibajos de la minería es el siguiente:

Gildardo
‚ÄúHasta, ahora no me ha servido sino para darle a mi familia. Cuando logre vender esa mina la invierto bien invertida‚ÄĚ

Cuando le preguntamos a Gildardo sobre lo m√°s valioso de la vida, nos responde:

Gildardo
“Gracias a Dios, estoy bien, tengo comida. Tengo salud. No necesito dinero, sino vivir bien. Estar vivo, tener salud, haberme casado cuando me fui para cali, …. “Y estar bien contento acá, tener mi mujer y mi familia. T engo una familia numerosa, y treinta y pico de nietos.

Con sus 88 a√Īos de edad, a√ļn va caminando hasta el lugar de la mina. Desde el pueblo el recorrido es de 45 minutos para el ritmo actual de su caminar.

Esto es ‚ÄúEl canto de la memoria‚ÄĚ, un proyecto sobre el patrimonio inmaterial de G√≥mez Plata, realizado por Laura Moreno Montoya y Luis Carlos Moreno Cardona para AulaMusical. Apoyado por el Ministerio de Cultura.